viernes, 18 de enero de 2008

No es país para viejos (No Country for Old Men)


España es un país diferente...y no lo digo de una manera positiva (lo siento por los amigos del botellón y del hacer ruido a los demás). Me imagino que será por que estamos al lado de África ya que os puedo decir con causa de conocimiento que cuanto más al Norte de Europa vas mejor gente encuentras...y tranquilidad. Repito: España es diferente, muy diferente. Incluso una película con nuestro actor más mejor internacionalmente hablando como es Javier Bardem (nuevamente pido perdón, esta vez a los fans de Antonio Banderas) aqui llega con mucho retraso respecto a su estreno en los Estados Unidos. Hablo, como todo buen seguidor del buen cine se habrá dado cuenta, de la última película de los hermanos Coen que cuenta con una magistral interpretación de Javier Bardem que muestra su lado más oscuro como intérprete al dar vida a un asesino frio y con un rostro impenetrable. No se si asusta más lo que acabo de escribir o su peinado con un corte sin piedad para nuestros ojos como su dueño lo es para sus adversarios. Sin duda el reciente Globo de Oro no ha sido casualidad y espero que los Oscar's también se dejen querer ¡Grande! Por lo demás tengo que decir que esta película es un poco atípica dentro de la filmografia de los Coen. No abundan esos personajes "raros" que ellos tan facilmente parecen encontrar aunque reservan escasos minutos para mostrarnos el ciudadano de a pie del sur de Estados Unidos. Es una peícula, por otro lado, hecha despacio...incluso la acción está cocinada a fuego lento. No hay música que aunque para algunos pueda parecer dificil de digerir la verdad es que le da al film un aire de más casero, más cercano, lejos de los productos tan alterados ultimamente. Y para finalizar, aparte de Bardem, hay que hablar del buen papel de un recuperado (como director y actor) Tommy Lee Jones en la piel de agente de la ley asi como el buen mano a mano interpretativo y en la pantalla de Josh Brolin recientemente visto en Planet Terror haciendo de médico. No suspireis...ya queda menos.

(c) Manuel Lemos Muradás.